El rey Juan Carlos inicia el domingo una gira por Sudamérica, su primer periplo por el extranjero desde que se fracturó una cadera durante una polémica cacería de elefantes hace siete semanas.

El Palacio de la Zarzuela dijo que Juan Carlos viaja el domingo a Brasil y el lunes a Chile. Va acompañado por varios empresarios para fomentar las exportaciones españolas y estrechar los lazos comerciales con América Latina.

España recurre al rey con frecuencia para defender los intereses del país en el exterior y el monarca de 74 años desea recuperar parte del respeto perdido luego de que el público se enteró que estuvo cazando elefantes en Africa precisamente cuando la situación económica del país es muy sombría.

Muchos españoles se indignaron al conocer la noticia de que el rey realizó un viaje en secreto para cazar elefantes en Botswana pese a ser presidente honorario de la rama española de la World Wildlife Fund (Fondo Mundial de la Vida Silvestre).

Dicho alarde de ostentación — cuando el país sufre una grave crisis financiera y el desempleo supera el 24%, junto con el temor de que España pueda ser la próxima Grecia, Irlanda o Portugal — fue criticado de forma estridente.

El público se enteró del safari cuando el rey tuvo que ser operado a su regreso de una fractura de cadera. Juan Carlos se disculpó públicamente. "Lo siento mucho. Cometí un error. No volverá a suceder", dijo al salir del hospital.

Fue uno de varios escándalos recientes de la casa real española. El hijo político del rey, Iñaki Urdangarín, es acusado de corrupción y usar sus contactos para defraudar varios millones de euros en contratos públicos mediante una fundación sin fines de lucro que creó.

El pasado Domingo de Resurrección, el nieto de 13 años del monarca, Felipe Juan Froilán, se pegó un tiro en un pie con una escopeta, pese a que la legislación española estipula una edad mínima de 14 años para manejar un arma de fuego.

El viaje de cuatro días sigue a la primera aparición real tras la operación, durante la presidencia del desfile en el Día de las Fuerzas Armadas, que tuvo lugar el sábado en la ciudad central de Valladolid.

"A ver si hubiesen aguantado ustedes", dijo en broma a los reporteros en referencia a los 45 minutos que estuvo de pie al paso de la tropa.