Fuerzas afganas y de la OTAN lanzaron una operación atrevida para rescatar a dos cooperantes extranjeras y dos colegas afganos secuestrados por el Talibán, tras enterarse que una de los rehenes sería asesinada, dijo el domingo un funcionario de los servicios de espionaje.

Los soldados consumaron con éxito la misión antes del amanecer del sábado, llegando en helicópteros para rescatar a las cooperantes en una cueva de una zona montañosa en la norteña provincia de Badakhashán. Mataron a los ocho insurgentes que los retenían, dijo el vocero de la inteligencia afgana Shafiqullah Tahiri.

Los insurgentes creían que asesinar a una de ellas presionaría a los negociadores para que aceptaran su demanda de un millón de dólares de rescate y la excarcelación de cinco de sus camaradas presos en Kabul, agregó Tahiri. En un principio los insurgentes habían pedido por lo menos 4 millones de dólares de rescate antes de reducir la cantidad, dijo el vocero.

Helen Johnston, una británica de 28 años, y Moragwa Oirere, una keniana de 26, junto con sus dos colegas afganos fueron secuestradas el 22 de mayo mientras viajaban a caballo en Badakhashán. Los cuatro trabajan para Meddic, una organización humanitaria no gubernamental con sede cerca de Lausana, en Suiza.

El primer ministro británico, David Cameron, dijo el sábado que aprobó la operación ante los crecientes temores por la seguridad de los rehenes. Agregó que los insurgentes deberían saber que Gran Bretaña no paga rescates ni canjea prisioneros y que todo aquel que secuestra a un ciudadano británico "puede esperar un final brutal y certero".

La tropa pudo consumar la operación tras recibir información detallada del servicio afgano de inteligencia sobre la ubicación de los rehenes en el distrito de Shahri Buzurg, dijo Tahiri. Los secuestradores pensaban trasladar a los rehenes a un lugar remoto en las montañas del vecino Tayikistán, agregó.

Los insurgentes tenían ametralladoras pesadas, granadas antitanque y fusiles automáticos AK-47, pero no pudieron vencer a las fuerzas británicas apoyadas por otras de la OTAN y de Afganistán. Los rehenes fueron rescatados ilesos y ninguno de los soldados asaltantes resultó herido, dijo la coalición.

___

El periodista de The Associated Press Sebastián Abbot contribuyó a este despacho.