El seleccionador de Perú, Sergio Markarián, afirmó que está tranquilo pese a la derrota de su equipo por 1-0 ante Colombia y a mantenerse penúltimo con tres puntos en las eliminatorias al próximo Mundial.

"De todas maneras feliz porque el equipo hizo todo lo que pudo hacer y si no pudo hacer más fue porque teníamos demasiadas limitaciones", declaró el "Mago" Markarián a los periodistas.

La selección peruana se enfrentó a Colombia sin varias de sus figuras centrales como Claudio Pizarro y Juan Vargas, quienes tuvieron que dejar a última hora la alineación por diversas lesiones.

Markarián indicó que su selección hizo "un trabajo bastante coherente", pese a que los once que salieron a la cancha nunca habían jugado juntos.

"El equipo que tenía en mente dos meses atrás había cambiado en la convocatoria y después de la convocatoria siguió cambiando, así que tuvimos que decidir jugar distinto. Se desperdiciaron los tres o cuatro primeros días de trabajo, hubo que recomponerse", sostuvo.

También mostró su molestia por la actuación del árbitro, el argentino Néstor Pitana, quien, según él, "le concedió todo el tiempo que quisieron" a sus rivales.

Sobre su próximo partido del domingo con la selección de Uruguay, indicó que "va a ir a tratar de hacer los puntos".