El defensa del Real Madrid Marcelo Vieira se encuentra muy contento con el rendimiento que está teniendo con la selección de Brasil, que hoy se enfrenta a la de México en partido amistoso de preparación para los Juegos Olímpicos de Londres 2012.

Al margen de estar impresionado por el recinto del Cowboys Stadium, el campo que pertenece al equipo de los Cowboys de Dallas, que militan en la Liga Nacional de Fútbol Americano (NFL) y donde se va a disputar el partido ante 110.000 espectadores, Marcelo dijo que estaban seguros que frente a México darían un buen espectáculo deportivo y buscarían "como siempre" la victoria.

"Llegamos en un buen momento de forma, cada vez nos conocemos más como compañeros y estamos listos para el triunfo y sobre todo jugar un buen fútbol", declaró Marcelo, que rechazó la idea que México pueda ser sólo dos jugadores como Giovani Dos Santos y Javier "Chicharito" Hernández.

"Tenemos que cuidarnos de todos, con Giovani, con 'Chicharito', es un jugador muy complicado de marcar, un jugador que se mueve en todo momento, tenemos que tener concentración y respetar a todos porque ellos no juegan solos", comentó.

Además, Marcelo consideró que los mexicanos tendrán más hambre de triunfo después de la derrota que sufrieron contra Brasil el pasado mes de octubre, en Torreón.

"Como hemos conseguido ganar a México creo que ahora pueden venir con más ganas", comentó Marcelo. "Estamos preparados y mejor que los partidos anteriores y daremos un buen espectáculo de juego bonito, que es lo que le gusta a Brasil.

Marcelo reiteró que tienen un gran respeto por el juego de México y eso se verá en el campo con la lucha que darán ambos equipos.

"Tenemos mucho respeto a la selección de México, creo que ellos también nos respetan mucho y vamos a intentar jugar por igual, a ver lo que pasa", señaló el defensa brasileño del Real Madrid.

El equipo que viene de vencer 4-1 a Estados Unidos en Washington entrenó únicamente aspectos físicos y fútbol en espacios reducidos, con la presencia de otras figuras como Alexandre Pato, Hulk y Neymar, este último siempre bromista entre ejercicio y ejercicio para romper la seriedad del trabajo realizado en el Cowboys Stadium.

Marcelo también destacó la calidad de Giovani dos Santos y recordó que aunque será un partido amistoso, la selección brasileña siempre está obligada a ganar.

Aunque consideró que el césped no está en sus mejores condiciones, evitó justificarse de cara al partido contra México y por el contrario, recordó que Brasil puede y debe jugar bien sobre cualquier superficie.

Marcelo, que se reunió con los periodistas antes del entrenamiento, dijo que no pensaba que el césped condicionase su juego.

"Espero que el balón corra bien y no haya problemas", destacó Marcelo, que al igual que sus compañeros quedó sorprendido con el estadio y especialmente con la pantalla gigantes de vídeo de 50 metros -la mas grande del mundo-, y alta definición.

"Cuando entré vi una tele ahí delante y nunca he visto eso en mi vida", comentó Marcelo.