Un hombre que llevaba puesta una peluca ingresó en la bóveda de un banco en un suburbio de Chicago y estuvo a punto de llevarse un botín de 100.000 dólares, pero se atoró en un ducto de aire del que tuvieron que rescatarlo horas después, dijeron el domingo las autoridades.

Charles Estell, de 38 años, fue encontrado alrededor de la 1:00 de la mañana del domingo en el ducto del aire de una oficina próxima al banco, según el portavoz de la policía de Oak Lawn, Michael Kaufmann.

El individuo, de Chicago, presuntamente había asaltado el banco el sábado por la tarde, donde apuntó una pistola contra un empleado que lo confrontó en la bóveda, de acuerdo con el FBI.

"No quiero matarte ni herirte", dijo Estell, de acuerdo con la denuncia penal. "Sólo quiero el dinero", añadió.

Según la denuncia, Estell atiborró una mochila con 100.000 dólares y emprendió la huida. Los empleados dijeron a las autoridades que al parecer el asaltante había escapado por el techo.

Las autoridades lo buscaron durante horas hasta que lo ubicaron el domingo a la 1:00 de la mañana. Pero antes de que lo desatoraran del conducto de aire, tuvieron que quitarle una peluca con rastas largas que llevaba puesta.

De acuerdo con la denuncia penal, Estell dijo a los investigadores que ingresó en la bóveda desde el techo.

Estell fue acusado el domingo de un cargo de asalto a un banco y enfrenta una pena de hasta 20 años de prisión.

El asaltante no se ha declarado inocente o culpable y volverá a comparecer el martes ante un tribunal.

Se desconoce de inmediato si Estell tenía abogado. Nadie respondió al mensaje dejado en el número telefónico de Estell.