Los indígenas de Bolivia que marchan de la Amazonía a La Paz contra una carretera en el parque natural Tipnis acusaron hoy al presidente Evo Morales de violar sus derechos y los de otros bolivianos, en una reunión con el secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

Los dirigentes nativos Adolfo Chávez, Fernando Vargas, Rafael Quispe y otros se reunieron con Insulza por más de una hora en el hotel de Cochabamba donde en las próximas horas se instalará la 42 Asamblea del organismo regional.

Vargas, líder de las etnias del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (Tipnis), informó que explicaron a Insulza "que los derechos de los pueblos indígenas y también del pueblo boliviano están siendo violados por este Gobierno, porque nadie puede decir nada contrario porque es perseguido y enjuiciado".

"No se trata acá expresamente de un proyecto de carretera, sino de la vida de los pueblos indígenas, de esa violación que venimos sufriendo", insistió el dirigente, que encabeza la marcha a La Paz para exigir a Morales que no insista en la obra, que construía la firma brasileña OAS.

Es la segunda movilización de indígenas de la Amazonía en menos de un año, pues entre agosto y octubre de 2011 la primera presionó a Morales para promulgar una ley que prohíbe la carretera, de la que el mandatario se arrepintió luego.

Según Vargas, Insulza les prometió pedir informes al Gobierno de Morales sobre las investigaciones realizadas hasta ahora acerca de la brutal represión policial sufrida por los indígenas el 25 de septiembre pasado, durante la primera marcha.

Agregó que el Gobierno no hizo "hasta ahora nada" para aclarar por qué se produjo esa operación que derivó en una crisis de gabinete, con varias renuncias en los ministerios de Gobierno y Defensa.

Las etnias amazónicas argumentan que el Tipnis es una reserva ecológica de gran valor por su extraordinaria fauna y flora y corre el riesgo de ser invadido por los productores de hoja de coca, materia prima de la cocaína, de la zona aledaña del Chapare, bastión político y sindical de Morales.

"Más allá del tema del parque, le dijimos de frente que hay una vulneración de los derechos. Él debe ser garante de esos derechos", dijo Quispe y añadió que Insulza será corresponsable de la protección de sus derechos.

Los líderes indígenas agregaron que han solicitado a Insulza que la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) los reciba durante la 42 Asamblea, que seguirá hasta el martes, para explicar sus demandas.