Miles de hondureños marcharon hoy para concienciar a la población sobre la necesidad de erradicar el hambre y la desnutrición infantil crónica que, según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), en el país sufren unos 300.000 niños.

"En Honduras lo que tenemos es un problema grave de desnutrición crónica infantil que afecta a 300.000 niños que no van a poder insertarse a la vida económica activa", dijo el representante del PMA en el país, Miguel Barreto, durante la marcha "Cero Hambre".

Barreto aseguró que "la desnutrición y el hambre es de uno de los problemas más graves en América Latina, pero que se puede solucionar".

Agregó que uno de los objetivos de la marcha era concienciar a los hondureños sobre "la necesidad de erradicar el hambre, la pobreza y la desnutrición infantil", aspectos referidos en los Objetivos de Desarrollo del Milenio, fijados en el año 2000 por la ONU.

La marcha, que partió del Estadio Nacional hasta la plaza "Cero Hambre" en el bulevar Morazán de Tegucigalpa, fue organizada por el PMA, el Despacho de la Primera Dama de Honduras, Rosa Elena Bonilla, y otras instituciones.

Estudiantes, profesionales, empleados públicos y de empresas privadas, voluntarios y miembros de organismos internacionales, instituciones gubernamentales y agrupaciones sociales participaron en la caminata, que culmino con presentaciones artísticas.

Los organizadores dijeron que a la marcha asistieron unos 25.000 participantes.

Los manifestantes iban enfundados en camisetas con leyendas y calcomanías alusivas a las actividades y portaban mantas y pancartas.

Según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), en Honduras, con 8,2 millones de habitantes (el 80 por ciento de ellos en la pobreza), el 23 por ciento está afectado por la desnutrición.