El Ejército sudanés mató anoche a 45 supuestos rebeldes del grupo Movimiento Justicia e Igualdad (MJI) que atacaron zonas en el norte y el este de Darfur, anunció hoy el portavoz militar Al Sawarmi Jaled.

En declaraciones a la televisión oficial sudanesa, Jaled explicó que los rebeldes atacaron la localidad de Fataha, en el estado del Norte de Darfur, y robaron un mercado.

Los militares respondieron a esta agresión asesinando a 45 rebeldes y destruyendo 16 vehículos del MJI, afirmó el portavoz del Ejército, que añadió que algunos soldados resultaron heridos en los combates.

Según la fuente, los atacantes se retiraron, se dirigieron hacia el oeste del Norte de Darfur y allí han seguido perseguidos por el ejército.

Por su parte, el gobernador del Norte de Darfur, Ozman Kebar, dijo a la televisión sudanesa que durante el ataque los rebeldes se desplazaron en vehículos armados y robaron alimentos y gasolina.

Kebar añadió que las autoridades sudanesas siguen el movimiento de los rebeldes en los últimos dos días y aseguró que estos habían llegado de Sudán del Sur en busca de alimentos y gasolina.

El MJI afirmó ayer en un comunicado que atacó una base del Ejército sudanés en la zona de Wad Yanya en el noreste de Darfur y que mató a varios soldados, retuvo a otros y destruyó quince vehículos del Ejército sudanés.

El conflicto de Darfur se inició a comienzos de 2003, cuando los grupos insurgentes se levantaron en armas contra el régimen de Jartum en protesta por la pobreza y la marginación que sufrían los habitantes de esa región.