La entrega del premio Ariel, el equivalente mexicano del Oscar, estuvo impregnada de tintes políticos, que incluyó un llamado a los candidatos presidenciales que mejoren el apoyo al cine nacional y el respaldo de varios actores y cineastas al movimiento estudiantil YoSoy132.

"La cultura, en su proyección más ambiciosa, debería ser una de las preocupaciones centrales de las agendas de quienes están conteniendo por un cargo de elección popular, sobre todo en las de aquellas que solicitan nuestro voto para llegar a la presidencia", expresó el presidente de la Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas, Carlos Carrera, en el discurso inaugural la noche del sábado.

"Demandamos una toma de posesión única de todos y cada uno de los candidatos que pueda servir para legislar sobre la agenda cultural", urgió Carrera.

El cineasta manifestó su preocupación porque muy pocas copias llegan a las salas comerciales mexicanas, dominadas en 90% por producciones de Hollywood.

"No podemos ser una industria sana si no tenemos la posibilidad de recuperar del costo de nuestras producciones", señaló Carrera. "Exigimos una política decisiva en un nuevo marco legal para proteger y aumentar nuestra producción y regular nuestras producciones".

Emilio Portes, cuya cinta "Pastorela", se alzó como la mejor película y a él le valió el de mejor director, coincidió con Carrera.

"No hay una legislación que proteja el cine mexicano como producto, estamos en el TLC y eso nos pone a competir muy desigualmente con las películas norteamericanas", indicó Portes, cuyo filme navideño logró ser de los más taquilleros en 2011.

La entrega, coincidió también con el auge del movimiento conocido como YoSoy132, gestado hace un mes en las redes sociales por parte de estudiantes universitarios en México para mostrar su descontento por el sesgo informativo de las cadenas de televisión a favor del candidato del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Enrique Peña Nieto, y por la corrupción de la clase política. Tomó el nombre luego de que, en forma de protesta, 131 estudiantes hicieron un video difundido por Internet para demostrar que eran estudiantes y no miembros de partidos políticos rivales del PRI, como lo señaló el equipo de Peña Nieto.

Ténoch Huerta, protagonista de "Días de gracia" y que se alzó como el mejor actor mostró su apoyo al movimiento.

"Quiero dedicar el premio al hijo que mi esposa lleva en sus entrañas", dijo el actor, que agradeció al movimiento YoSoy132 porque sus miembros "están luchando para que mi bebé nazca en un México mejor", afirmó Huerta, quien encarna a un policía que decide tomar la justicia en sus propias manos.

"La comunicación es un derecho que tenemos todos los mexicanos, lejos de las influencias mercadotécnicas. Yo Soy 132 y defiendo el movimiento con mi fuerza y espíritu", agregó Eileen Yáñez, compañera de Huerta, y que fue reconocida con el premio a la mejor coactuación femenina.

Según Huerta , su personaje "es la proyección de los deseos de toda la gente en ese país", por considerar que la ciudadanía en general se opone a la actual política de seguridad del presidente Felipe Calderón, que ha hecho un enfrentamiento directo a los grandes carteles de la droga.

"Salir a la calle con una pistola y decir que para vivir mejor hay que matar a todo mundo es una estupidez y la mayor aberración. Ojalá le hagan juicio político al que nos ha metido en esta guerra", dijo a la prensa tras recibir su premio.