La mayoría de países de Centroamérica y la Asociación Europea de Libre Comercio iniciarán mañana su segunda ronda de negociaciones para la firma de un tratado de libre comercio (TLC) en la capital panameña, informó hoy una fuente oficial.

La Asociación Europea de Libre Comercio (EFTA, por su sigla en inglés), integrada por Islandia, Lichtenstein, Noruega y Suiza, negocia desde marzo pasado con Costa Rica, Honduras, Guatemala y Panamá, informó el ministro panameño de Comercio e Industrias, Ricardo Quijano, en un comunicado.

El Salvador y Nicaragua pueden ingresar al proceso posteriormente.

Explicó que en esta jornada, que se prolongará hasta el jueves próximo, participarán 46 negociadores de la EFTA y unos 20 del área centroamericana, sin incluir a los representantes de Panamá.

"Este tratado comercial es de suma importancia para Panamá porque se abre el mercado de Europa de forma preferencial; uno agrupado a través de la Unión Europea y el otro a través de la coalición de países del EFTA", resalta Quijano.

Durante esta reunión se espera coordinar y consensuar las próximas fechas de negociaciones para avanzar en el proceso.

La tercera ronda de negociaciones se prevé realizar en Costa Rica, cuya fecha se definiría durante esta ronda, precisó el alto funcionario.

"Espero que el proceso con EFTA se pueda culminar de forma que se extienda los beneficios del Acuerdo a los países centroamericanos (...). Existe la voluntad política entre nuestros gobiernos para que el proceso concluya de forma rápida", manifestó Quijano.

El flujo del comercio entre Panamá y los países miembros del EFTA alcanzó los 40,73 millones de dólares en 2011, según cifras oficiales.

Por el lado de la Zona Libre de Colón, en el Caribe panameño, el flujo comercial con EFTA se ubicó en 2011 en los 165,58 millones de dólares; correspondientes a 150,90 millones a importaciones y 14,68 millones de dólares a reexportaciones.

Según la pagina web de la EFTA, el intercambio comercial con Centroamérica alcanzó en 2011 los 1.000 millones de dólares.

Los primeros contactos entre centroamericanos y la EFTA para negociar un TLC se iniciaron en 2010 y se formalizaron en noviembre de 2011 con la firma de una Declaración Conjunta en materia de cooperación comercial.

En 2013 se espera la entrada en vigor del Acuerdo de Asociación Comercial que suscribieron la Unión Europea y Centroamérica, que incluye un componente de libre comercio, otro de diálogo político y el tercero de cooperación, cuyas negociaciones cerraron en 2010.