El líder supremo de Irán, ayatola Alí Jamenei, dijo que las sanciones de Occidente no van a impedir el progreso iraní, sino que profundizarán el odio hacia Occidente en los corazones del pueblo iraní.

Jamenei hizo sus declaraciones el domingo en el mausoleo del fundador e la república islámica, el ayatola Ruhollah Jomeini, en una ceremonia por el 23er aniversario de su muerte.

Jamenei rechazó como "mentiras" las acusaciones de Estados Unidos y sus aliados de que Irán está tratando de desarrollar armas nucleares. Dijo además que Israel es el enemigo número 1 de Irán.

Teherán está actualmente enfrascado en conversaciones con seis potencias mundiales sobre su programa nuclear. Los seis países demandaron que Irán suspenda el enriquecimiento de uranio a niveles que dicen pudieran ser elevados a material usable en armas más rápidamente. Irán dice que recientes sanciones occidentales deben ser levantadas a cambio.