La flama olímpica empezó el domingo una visita de cinco días por Irlanda del Norte con mucha emoción y sin señales de problemas al tiempo que los católicos y protestantes del país prometieron mostrar al mundo lo unida que la comunidad se ha vuelto luego de cuatro décadas de conflicto.

La policía dijo que han desplegado medias extras de seguridad para impedir que las facciones armadas republicanas intenten interrumpir el evento. Pero la antorcha olímpica pasó del Titanic Quarter a los prósperos poblados junto a la costa del condado de Down sin evidente seguridad inusual.

Como durante las primeras dos semanas en suelo británico, en Inglaterra y Gales, las multitudes podían formarse al lado del camino por el que pasaba la antorcha, que iba flanqueada por entre cuatro y seis personas de seguridad. Entre las paradas, una motocicleta de la policía de Irlanda del Norte equipada para proteger personalidades de ataques terroristas se adelanta para bloquear los caminos sobre la marcha y asegurarse que el convoy de la antorcha se apegue a su ambicioso itinerario para llegar a cada rincón de esta provincia de 1,7 millones de personas para el jueves.

Sinn Fein, el partido nacionalista irlandés que durante mucho tiempo apoyó los ataques del IRA pero ahora ayuda al gobierno de Irlanda del Norte, dijo que toda Irlanda estaba emocionada de ver llegar el símbolo de los Juegos de Londres 2012.

La flama cruzará la frontera el miércoles hacia Dublín, en la República de Irlanda, una concesión especial para demostrar las excepcionalmente fortalecidas relaciones británicas-irlandesas y la cooperación entre ambos gobiernos en la isla de Irlanda.

___

En internet:

Ruta de antorcha olímpica del 19 de mayo a 27 de julio, http://l2012.cm/Juynr7