El abridor zurdo venezolano Johan Santana escribió una página en la historia de las Grandes Ligas al lanzar el primer juego sin hit para los Mets de Nueva York y lo convirtieron en el pelotero latinoamericano más destacado de la jornada.

Santana tuvo que realizar 134 lanzamientos en 2:35 horas para hacer historia y convertirse en el primer lanzador en conseguir el primer juego sin hit en la historia de los Mets, que derrotaron 8-0 a los Cardenales de San Luis.s

El venezolano logró la hazaña en el juego número 8.020 del equipo desde que surgió en las mayores en 1962, y lo consiguió en el campo del equipo, el Citi Field, en Nueva York, antes sus fanáticos.

En su apertura número 11 desde que se perdió la temporada pasada debido a una cirugía de hombro, Santana (3-2) completó su labor con 134 lanzamientos en los nueve episodios. La cifra más alta de envíos en su carrera.

En labor de toda la ruta, Santana dio cinco pasaportes y retiró a ocho por ponche, consiguió 77 lanzamientos a la zona perfecta del strike, contra 32 enemigos, cinco más del mínimo, y dejó en 2,38 su promedio de efectividad.

El venezolano logró el tercer juego sin hit en lo que va de temporada.

"Esto es increíble, al regresar a la acción en esta temporada lo más que esperaba era estar bien y mantenerme saludable tratando de ayudar al equipo, y ahora me encuentro en esta situación en la mejor ciudad para el béisbol", declaró Santana al concluir el partido que lo catapultó a la historia del béisbol y lo acercó aun más al Salón de la Fama.

Si Santana se encargó de hacer brillar la serpentina latinoamericana en las Grandes Ligas, en duelo de dominicanos, el abridor Felipe Paulino superó a su compatriota Bartolo Colón y llevó a los Reales de Kansas City a un triunfo de blanqueada de 2-0 contra los Atléticos de Oakland.

Paulino (4-6) lanzó siete episodios, permitió ocho imparables, dos carreras, dio dos pasaportes y retiró a tres por ponche para conseguir la victoria.

El dominicano hizo frente a 22 enemigos, y los dominó con 94 envíos, 55 perfectos para dejar en 1.70 su promedio de efectividad, después de superar a Colón en el montículo.

Mientras que en la labor con los maderos, el guardabosques dominicano Melky Cabrera sigue jugando con bate imparable y pegó dos incogibles para los Gigantes de San Francisco, que derrotaron 4-3 a los Cachorros de Chicago.

Dos días después de haber empatado marca historia de equipo al pegar 51 imparables en un mes, Cabrera sigue conectando de hit para incrementar a .376 su promedio con el bate.

Su promedio le permite empatar a Paul Konerko con la mejor marca en las Grandes Ligas.

El cerrador puertorriqueño Javier López (1) lanzó dos tercios de entrada para conseguir salvamento.

Por los Cachorros el guardabosques dominicano Alfonso Soriano (8) pegó batazo de vuelta entera en el noveno episodio con dos corredores en el camino.

Soriano conectó sobre su compatriota el relevo Santiago Casilla, sin outs en la pizarra.

Su compatriota el bateador designado dominicano David Ortiz jonroneó y llevó a los Medias Rojas de Boston a una victoria por 7-2 contra los Azulejos de Toronto.

Ortiz (13) conectó de cuatro esquinas en el segundo episodio sin corredores en el camino.

El dominicano sumó batazo de cuatro esquinas en la segunda entrada contra los lanzamientos del abridor venezolano Henderson Álvarez, sin compañeros en circulación.

Por los Azulejos, el parador en corto cubano Yunel Escobar (3) se voló la barda.

Escobar lo hizo en el tercer episodio en castigo a los envíos de Clay Buchholz, sin corredores en los senderos.

Otro dominicano, el receptor Wilin Rosario pegó jonrón de dos carreras y llevó a los Rockies de Colorado a hacerse de una victoria por 13-3 contra los Dodgers de Los Ángeles.

Rosario (8) descifró los envíos del abridor Chris Capuano con un corredor en los senderos.

El dominicano conectó de vuelta entera en el sexto episodio antes de que Capuano sacara el segundo out de la entrada, al botarle la pelota por todo lo alto del jardín izquierdo.