El festejo de Lionel Messi con la pelota bajo su camiseta, una panza exhibida tras su gol, el tercero de argentina en la goleada por 4-0 a la de Ecuador es asumida hoy en forma unánime como la ratificación de que la novia del astro del Barcelona, Antonella Roccuzzo, espera un hijo.

Luego de una asistencia y su participación en los primeros tantos de Argentina, al minuto 31 Lionel Messi convirtió su gol y lo festejó introduciendo el balón bajo su camiseta, para mostrar una barriga.

Luego de abrazarse con sus compañeros, 'la Pulga' pidió un balón a los auxiliares para transmitir la señal que la prensa del corazón esperaba.

"El primer tiempo fue muy bueno, fuimos a buscar la victoria. Ahora viene Brasil, un amistoso que nos va a servir para mejorar", enfatizó Messi tras el encuentro en el que fue figura.

Con respecto a la respuesta del público, Messi fue determinante: "Fue muy buena la conexión con la gente, fue una de las mayores ovaciones que recibí en mi país".