Un bloqueador hormonal en píldora aprobado el año pasado para algunos varones con cáncer de próstata avanzado parece ser de ayuda para un grupo más numeroso de hombres a los que se les administró en una etapa anterior de su enfermedad.

En un estudio a unos 1.100 pacientes, Zytiga, de Johnson & Johnson's, duplicó el tiempo que vivían los pacientes sin que se agravara su cáncer.

El fármaco también parece mejorar la supervivencia, aunque requerirá un seguimiento más prolongado para tener certeza. Los monitores independientes detuvieron el experimento cuando se evidenció que la píldora ayudaba a los pacientes y permitieron que quienes recibían placebo empezaran a tomarla. En ese momento — después de una media de tratamiento de dos años — el 34% de los pacientes con placebo habían muerto en comparación con 27% de los que tomaban Zytiga.

"Alentamos la esperanza de que esta pueda ser una nueva opción" para unos 30.000 hombres cada año en Estados Unidos, dijo el director del estudio, doctor Charles Ryan, de la Universidad de California en San Francisco.

Informó sobre los resultados el sábado en una reunión en Chicago de la Sociedad Estadounidense de Oncología Clínica.

Muchos casos de cáncer de próstata no necesitan tratamiento debido a que el tumor crece tan lentamente que no representa una amenaza. Para los varones que escogen el tratamiento mientras la enfermedad todavía está confinada a la próstata, la cirugía y la radiación son opciones comunes.

Pero una vez que se propaga, a menudo se trata con fármacos que bloquean un 90% de la hormona testosterona, "aunque ese 10% restante todavía puede estimular el cáncer y causar la muerte por la enfermedad", explicó Ryan.

Zytiga bloquea prácticamente todo. "Es realmente una castración química completa", dijo otro coautor del estudio, el doctor Daniel George, de la Universidad de Duke.

El fármaco obtuvo aprobación federal el año pasado para los varones con cáncer de próstata avanzado cuya enfermedad se agravó pese a tratamiento con hormonas y quimioterapia. El nuevo estudio lo puso a prueba antes en el transcurso de la enfermedad, en varones con cáncer de próstata avanzado que no habían sido sometidos todavía a quimioterapia.

Los investigadores dieron a más de 1.000 pacientes en Estados Unidos, Canadá, Europa y Australia Zytiga o placebo además de un esteroide utilizado frecuentemente para tratar dichos casos.

Cuando se detuvo el estudio, el tiempo medio hasta que el cáncer empeoró en el grupo a placebo fue de unos ocho meses. Los que recibieron Zytiga tuvieron mucho mejor resultado, de modo que los médicos solo pudieron calcular que el período hasta que se agravara su enfermedad sería de por lo menos 16 meses, acotó Ryan.