El canadiense Bryan Adams brilló hoy en la cuarta noche de conciertos del Rock in Río Lisboa al mando de sus guitarras, que cambió en función del estilo de sus temas para hacer vibrar igualmente a un público entregado.

Considerado una especie de "fetichista" de este instrumento -tanto por los cuidados que le profesa como por la meticulosa selección-, exhibió en el escenario su dominio de la guitarra eléctrica y de la española ante las más de 70.000 personas que se congregaban para verle actuar.

A sus 52 años, Adams volvió a demostrar que no le hacen falta temas nuevos para suscitar la atención del público y recuperó la gran mayoría de sus "hits", casi todos de los 80' y los 90', durante las casi dos horas que estuvo en el escenario.

Desde "Back to you" hasta "Heaven", pasando por "Cloud number 9", o "Here I am", el artista -al que muchos señalan como el canadiense más popular en el mundo entero- apenas se dejó éxitos en el tintero.

Sus frecuentes punteos a la guitarra, varias carreras de lado a lado por el escenario y su inconfundible voz, un punto ronca, reflejaron su lado más rockero, que intercalaba con algunas de sus románticas baladas, precisamente los temas más populares de su repertorio.

En algunas de estas canciones más íntimas se vieron imágenes curiosas, como en "Everything I do", cuando más de una pareja logró abstraerse de la multitudinaria compañía que tenía alrededor para bailar agarrada.

El momento álgido de la noche, sin embargo, se vivió poco después, cuando Adams decidió sacar a una persona entre el público para que cantara a su lado "When you're gone".

Coincidencia o no -él propio artista nada dijo sobre que fuera premeditado y aparentó echarlo a suertes-, la elegida fue Vanessa Silva, una cantante y actriz portuguesa conocida por haber participado en varios programas de televisión y musicales lusos.

El dueto funcionó y volvió a enganchar a un público predispuesto a disfrutar del concierto del canadiense, cuya última actuación en Lisboa se remonta a finales de 2008.

El escenario principal del festival, ubicado en un valle, se llenó de la luz procedente de los teléfonos móviles de quienes asistían a petición del propio Adams, que mandó apagar el resto de focos para despedirse con su "All for you" de la capital lusa.

Los portugueses The Gift -que estuvieron de gira en este 2012 por su país y por España- fueron también protagonistas del cuarto día de conciertos en el Rock in Río lisboeta, así como la cantautora de "soul" y "R&B" inglesa Joss Stone.