El presidente Hugo Chávez anunció el sábado que Venezuela y Bielorrusia buscan consolidar un nuevo mapa de cooperación como parte de la estrecha alianza que mantienen ambos gobiernos.

El presidente bielorruso Alexander Lukashenko "viene por América Latina, viene al (encuentro) Río+20 en Brasil. Quiere visitarnos ...", dijo Chávez en una breve alocución tras su encuentro con el primer viceprimer ministro Vladimir Semashko en el palacio de gobierno.

"La visita de Alexander Lukashenko nos permitirá consolidar el nuevo mapa" de cooperación entre los gobiernos de Minsk y Caracas, acotó el gobernante.

A Chávez, afectado de cáncer, se le vio enérgico y de buen humor. Acompañó a Semashko hasta las puertas del palacio de gobierno, bajando escaleras y caminando a su lado, con soltura.

Semashko, cuya visita tuvo el objetivo principal de preparar la visita de Lukashenko, se mostró complacido de encontrar a Chávez de tan buen ánimo. "Estamos muy contentos de la posibilidad de ver al presidente muy alegre... y quisiéramos desearle éxito y salud", manifestó.

Chávez, que ha prometido abastecer a Bielorrusia sus necesidades petroleras, comentó que fueron repasados las decenas acuerdos y una serie de memorandos de entendimiento complementarios en los sectores de infraestructura, vivienda, educación, energía, militar y comercial, que incluyen la producción conjunta de camiones, tractores y autobuses.

El mandatario alabó los méritos de Lukashenko por lograr mantener "un proyecto propio, de ser independientes, a pesar de las presiones de las potencias occidentales" y pese al "hundimiento lamentable... del proyecto soviético".

"Venezuela apenas está comenzando a desarrollar su propio modelo", añadió en alusión a su proyecto político de convertir a Venezuela en un estado socialista.

"Mientras se hunde el modelo capitalista aquí estamos nosotros, con problemas de todo tipo, pero marchando, nuestro proyecto marcha", expresó.

Chávez, que asumió el mando en 1999 y busca la reelección por seis años más, exhortó a los venezolanos a recordar que en esos comicios se enfrentan dos modelos, "se trata del modelo burgués privatizador que ha hundido a este mundo, que quebró a Venezuela en mil pedazos a lo largo del siglo XX, y el modelo nuestro, el modelo socialista".

El mandatario ha advertido que el candidato presidencial Henrique Capriles, elegido en primarias abiertas a los inscritos en el padrón electoral, de resultar ganador en las elecciones del 7 de octubre, desmantelará los programas sociales, llamados "misiones".

Capriles niega que vaya a terminar con los programas sociales, que gozan de popularidad entre la mayoría pobre de Venezuela.