Brasil y Venezuela instalarán en julio próximo un grupo de planificación integrado por representantes de diferentes ministerios de los dos países para acelerar su integración, anunciaron hoy los cancilleres de ambas naciones en una rueda de prensa en Río de Janeiro.

El mecanismo se llamará Grupo de Reflexión y Planificación Estratégica de la Relación Bilateral, explicó el ministro brasileño de Relaciones Exteriores, Antonio Patriota, tras la reunión de trabajo que tuvo en Río de Janeiro con su homólogo venezolano, Nicolás Maduro.

"Se trata de un grupo que, estamos seguros, nos ayudará a ordenar aún más y a planificar el futuro de las relaciones de los dos países", afirmó Maduro.

La primera reunión del grupo bilateral está prevista para julio próximo en Brasilia y su intención es que aborde acuerdos de cooperación en áreas como infraestructura, comercio, agropecuaria y vivienda.

Según Maduro, el grupo será presidido en Venezuela por el ministro de Energía, Rafael Ramírez, uno de los más importantes colaboradores del presidente Hugo Chávez, pero contará con representantes de diferentes ministerios.

Patriota afirmó que las recomendaciones del grupo servirán para aumentar el comercio bilateral, que el año pasado alcanzó la cifra récord de 5.860 millones de dólares, un valor cinco veces superior al de 2003.

En el encuentro de hoy también fueron discutidas formas de aumentar la cooperación bilateral y de sumar a las empresas privadas en el proceso.

Patriota anunció que el Gobierno de la presidenta Dilma Rousseff ayudará a organizar una misión empresarial venezolana para que visite Brasil en busca de negocios.

"Necesitamos reforzar y acelerar el proceso de instalación en Venezuela de cada vez más importantes empresa brasileñas", agregó Maduro.

Según el canciller venezolano, las empresas de capital brasileño, tanto individualmente como en asociaciones o en empresas de capital mixto con las venezolanas, ya tienen participación en importantes sectores como siderurgia, infraestructura, vivienda, agropecuaria y alimentos.

Maduro agregó que aprovechó el encuentro para avanzar en las negociaciones por las que Venezuela pretende adquirir una veintena de aeronaves comerciales para vuelos regionales de la Empresa Brasileña de Aeronáutica (Embraer).

Agregó que esas aeronaves serán destinadas a rutas nacionales y regionales ante la necesidad de aumentar el intercambio con Centroamérica y El Caribe.

En enero pasado Chávez anunció la intención de su Gobierno de adquirir aviones de Embraer para poder aumentar los vuelos nacionales y regionales de la aerolínea estatal venezolana Conviasa.

La compra de las aeronaves está condicionada a un crédito por 814 millones de dólares por parte del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES), el banco de fomento del Gobierno brasileño.

Los dos cancilleres dijeron que pretenden aprovechar la reunión de ministros de los países de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur), el 11 de junio próximo en Bogotá, para definir las fechas para encuentros de aproximación de Suramérica con los países africanos y con los árabes.