Aston Villa contrató a Paul Lambert como técnico tras atraerlo desde su rival Norwich en la liga Premier.

El propietario estadounidense Randy Lerner nombró a Lambert para que reemplace a Alex McLeish, despedido el mes pasado después de que el Villa apenas logró evitar el descenso.

Lambert llevaba dos años en el Norwich y condujo al club de vuelta a la primera división del fútbol inglés. Norwich terminó duodécimo en la tabla el mes pasado, cuatro sitios por encima del Villa.