La Unión Europea (UE) firmará el Acuerdo de Asociación con Ucrania cuando comprueba que Kiev respeta la supremacía de la ley, declaró el presidente del Consejo Europeo (CE), Herman Van Rompuy, en una entrevista publicada hoy por la agencia rusa Interfax.

"Estoy muy decepcionado y preocupado por los recientes ejemplos de procesamientos judiciales en Ucrania, de los cuales el caso de (la ex primera ministra, Yulia) Timoshenko es solo uno de los ejemplos", lamentó Van Rompuy.

El presidente del CE reiteró la postura que ya dejó clara el pasado mes de diciembre, cuando concluyó la negociación del acuerdo de asociación y libre comercio entre Kiev y Bruselas, de vital importancia para los intereses económicos de Ucrania.

"La UE y yo en persona hemos dejado claro que no estaremos listos para firmar este acuerdo hasta que no estemos seguros de que Ucrania está interesada en desarrollar estrechas relaciones políticas, lo que significa el respeto obvio y activo de los valores fundamentales de la UE, tales como la supremacía de la ley", insistió Van Rompuy.

El Parlamento Europeo aprobó una resolución en la que vincula la suerte de Timoshenko a las perspectivas de Ucrania de integrarse en la UE y subraya que ésta debe tener la posibilidad de participar en el proceso político, incluidas las próximas elecciones parlamentarias, que se celebrarán en otoño de 2012.

Van Rompuy, no obstante, descartó un boicot a la Eurocopa que organizan Ucrania y Polonia y que arranca el próximo 8 de junio, aunque algunos líderes europeos han dicho que no acudirán a los partidos que se jueguen en Ucrania, entre ellos la canciller alemana, Ángela Merkel, y el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso.

"Tenemos interés en que este campeonato sea un éxito y contribuya a dar a conocer a Ucrania y acerque a sus habitantes a los hinchas de la UE", apuntó Van Rompuy.

Timoshenko, que cumple una condena a siete años de prisión por excederse en sus atribuciones al firmar en 2009 unos contratos gasísticos que resultaron altamente onerosos para Ucrania, está internada en la actualidad en una clínica en régimen cerrado para tratar su hernia discal.

El próximo 25 de junio volverá a comparecer ante la Justicia, esta vez acusada de apropiación de fondos públicos y evasión fiscal, cuando era directora de la corporación Sistemas Energéticos Unidos de Ucrania (SEUU), a mediados de los noventa.

Timoshenko es acusada de endosar al Estado ucraniano una deuda contraída por la corporación ante el Ministerio ruso de Defensa por valor de 405,5 millones de dólares, y además de no devolver a las arcas ucranianas 160 millones de dólares que habría ganado SEUU con la exportación de metales.