Unas dos mil personas animaron en la tarde del viernes la última práctica de la selección chilena que este sábado viaja temprano a La Paz donde se enfrentará al representativo de Bolivia, por las clasificatorias sudamericanas para el Mundial de Brasil 2014.

Los hombres dirigidos por Claudio Borghi llegaron en los últimos días a Calama, en el norte de Chile y en pleno desierto de Atacama, para aclimatarse a la altura de La Paz.

Calama esta situada a más de 2.000 metros de altura sobre el nivel del mar, y desde allí viajarán este sábado a la capital boliviana, para llegar a punto al Estadio Hernando Siles, donde intentará obtener sus primeros tres puntos de visita.

Los hinchas llegaron temprano al estadio municipal de Calama, pero Borghi les permitió la entrada sólo en los últimos minutos de la práctica.

Tras el entrenamiento, los jugadores regresaron al hotel y solo lo abandonarán para ir al aeropuerto de Calama, situado a más de 1.500 kilómetros al norte de Santiago, y embarcarse rumbo a La Paz.

Sólo minutos antes de ingresar a la cancha del Hernando Siles, Borghi dará a conocer la plantilla que enfrentará a Bolivia, aunque en las dos últimas prácticas formó a Claudio Bravo en portería y a Osvaldo González, Marcos González y José Rojas en la defensa.

En la mitad de la cancha mantuvo a Arturo Vidal, Charles Aránguiz, Marcelo Díaz, Eugenio Mena, mientras que Matías Fernández es el hombre de creación.

En la delantera, Claudio Borghi formó a Alexis Sánchez, del Barcelona y a Humberto Suazo, goleador del Monterrey.