Los directores Matt Groff y Ami Horowitz se han propuesto demostrar al mundo que "incompetencia y corrupción" son las mejores palabras para definir Naciones Unidas y para ello estrenan hoy en EE.UU. el documental satírico "UN Me", que pretende ridiculizar el trabajo del organismo internacional.

Con una clara influencia del trabajo del cineasta estadounidense Michael Moore, Groff y Horowitz presentan un trabajo que aspira a demostrar "cómo una organización fundada para ennoblecer la humanidad se ha convertido en lugar que permuta el mal y alimenta el caos global", según defienden en las notas de la cinta.

El documental, rodado en distintas partes del mundo donde la ONU cuenta con misiones desplegadas y también en las sedes del organismo en Nueva York y Ginebra (Suiza), presenta a Horowitz ante la cámara planteando un sinfín de preguntas incómodas a embajadores, diplomáticos y personal del organismo.

"La película nos lleva a una visita espeluznante y humorista a la escandalosa falta de respeto de la ONU hacia las personas y los principios para cuya defensa fue fundada", añaden los promotores de la cinta, para quienes Naciones Unidas es "incompetencia y corrupción", además de "un club de dictadores, matones y tiranos".

Cuando la ONU se fundó hace más de 60 años personificaba "nuestra esperanza de un mundo más seguro y pacífico", dicen los creadores, quienes se plantean si, "mientras surgen informaciones de violaciones de derechos humanos y conflictos internacionales", Naciones Unidas cumple con sus ideales.

"La respuesta es definitivamente que no", opinan los directores, que presentaron ésta, su ópera prima, en 2009 en el Festival Internacional de Documentales de Amsterdam y que, desde entonces, ha pasado por varios certámenes y se llevó el premio a mejor documental en el Festival de Cine de Nuevo Hampshire.

El documental, con un marcado tono satírico, repasa algunas de los fracasos más sonados del organismo, como el del programa "Petróleo por alimentos" en Irak, que derivó en casos de corrupción, o la lenta reacción del Consejo de Derechos Humanos de la ONU ante el genocidio en la región sudanesa de Darfur.

Entre las entrevistas que incluye también está una al español Javier Rupérez, exdirector ejecutivo del Comité Antiterrorista de la ONU, en un esfuerzo por encontrar qué definición aplica el organismo a "terrorismo".

También presenta varios testimonios de "cascos azules" que dicen que les pagan "por no hacer nada" y que reparten su día entre mujeres y lugares de fiesta, y se habla del fracaso del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) para averiguar si Irán fabrica armas nucleares.

La cinta se puede ver desde este viernes en algunas salas de las principales ciudades de Estados Unidos, como Nueva York, Los Ángeles, Chicago, Washington, Houston o Dallas, entre otras, y está disponible en varias plataformas de cable, así como en iTunes, la tienda de Apple.