El presidente de EE.UU., Barack Obama, afirmó hoy que la crisis económica en Europa "está empezando a proyectar una sombra" sobre el país, que todavía no está creciendo al ritmo deseado, tras conocerse que el índice de desempleo subió en mayo por primera vez en once meses.

"La economía está creciendo de nuevo, pero no está creciendo tan rápido como queremos que crezca", dijo Obama en un acto en la localidad de Golden Valley, en Minesota.

El presidente subrayó que las empresas estadounidenses han creado 4,3 millones de nuevos empleos en los últimos 27 meses, pero admitió que la recuperación del mercado laboral, a la luz de los datos de desempleo de mayo divulgados hoy, todavía es lenta.

"Tenemos una crisis en la economía europea que está teniendo impacto en todo el mundo y está empezando a proyectar una sombra también sobre nosotros", destacó Obama.

Desde el principio "sabíamos que el camino de la recuperación no sería fácil, que iba a tomar tiempo, que habría altibajos", agregó.

El índice de desempleo de EE.UU. subió una décima en mayo, hasta el 8,2 por ciento, y marcó así el primer aumento registrado en los últimos once meses.

La economía de Estados Unidos tuvo en mayo una ganancia neta de 69.000 empleos, menos de lo esperado por los analistas, que habían calculado una ganancia neta de 150.000 empleos.

"No podemos controlar totalmente lo que sucede en otras partes del mundo, los disturbios en Oriente Medio, lo que está pasando en Europa (...) Pero hay un montón de pasos que podemos tomar ahora mismo para ayudar a crear empleos y hacer crecer la economía", afirmó Obama en Golden Valley.

En esa línea, volvió a instar al Congreso a que apruebe el plan de empleo que su Gobierno presentó el año pasado y que se ha topado hasta ahora con la oposición republicana.

También repasó otras propuestas para aumentar los incentivos a las pequeñas empresas y al sector de las energías limpias, ayudar a que los propietarios fiables refinancien sus hipotecas y fomentar la contratación de veteranos de guerra, iniciativas que siguen pendientes de aprobación en el Congreso.

Obama hizo especial hincapié en el plan presentado a comienzos de año para dar trabajo a los veteranos, un colectivo en el que la tasa de desempleo es superior a la media.

Con ese plan se busca crear oportunidades de empleo para unos 126.000 excombatientes, como recordó hoy el mandatario.

"Debemos asegurarnos de que nadie que ha luchado por nuestro país en el extranjero tenga que luchar por un puesto de trabajo cuando vuelve a casa", remarcó Obama.

El mal dato sobre el empleo en mayo llegó un día después del relativo al PIB, que reveló que entre enero y marzo la economía de Estados Unidos se desaceleró, al crecer a un ritmo anual del 1,9 % frente al 3 % del último trimestre de 2011.

El candidato presidencial republicano y rival de Obama en noviembre, Mitt Romney, dijo hoy en un comunicado que el aumento del índice de desempleo en mayo es una "noticia devastadora para los trabajadores y las familias estadounidenses".

"Está claro" que las políticas económicas de Obama "han fracasado", afirmó Romney, quien ha acusado en varias ocasiones al presidente de llevar a cabo una gestión "hostil" a la creación de empleos.