Separados son dinamita. Juntos, ni que hablar. Luis Suárez y Diego Forlán son la gran carta de gol de un Uruguay que el sábado recibirá a Venezuela con la misión de conservar la punta de las eliminatorias mundialistas, ante un rival que si le gana podría desplazarlo de la cima.

Los tiempos cambiaron: en otras épocas Venezuela era un permanente propietario del sótano de la tabla de posiciones. Hoy, la "Vinotinto" tiene siete puntos al igual que Uruguay y Argentina, aunque por diferencia de goles marcha en tercer lugar.

Líder de esta batalla sudamericana de todos contra todos, Uruguay, que ha jugado un partido menos, es una de las potencias del balompié de los últimos años: cuarto en el Mundial de Sudáfrica 2010, ganador de la Copa América de 2011 y actualmente tercero en el ranking de la FIFA detrás del campeón mundial España y de Alemania, en ese orden.

Uruguay conserva la misma base que empezó moldear en 2006 su técnico Oscar Tabárez y que incluía a figuras que aún siguen dando que hablar como Luis Suárez (Liverpool, Inglaterra), máximo artillero de estas eliminatorias con cinco goles, y Diego Forlán (Inter, Italia), principal goleador con otros tres jugadores en Sudáfrica, cuando convirtió cinco dianas y fue elegido el mejor futbolista de ese torneo.

Aunque Forlán decayó en su nivel con el Inter, en estas eliminatorias acumula un gol y se entiende a la perfección no solo con Suárez sino también con el otro atacante Edinson Cavani (Napoli, Italia).

En la retaguardia, saldrá con los conocidos de siempre, incluyendo al arquero Fernando Muslera, el capitán Diego Lugano y Diego Godín, quien se recuperó de un estado gripal que había puesto en duda su presencia.

Tabárez reconoció que las diferencias en el fútbol regional se achicaron al extremo y cualquiera es un rival de cuidado.

"El nivel de paridad que hay en el fútbol sudamericano desde hace un tiempo es notable", dijo "El maestro" Tabárez. "Y en el caso de Venezuela es más resaltable porque algunas décadas atrás su poderío estaba por debajo del de la mayoría".

Un dato irrefutable que le da la razón a Tabárez es que Venezuela obtuvo un histórico cuarto puesto en la última Copa América. Y durante las eliminatorias hacia Sudáfrica, los venezolanos igualaron con Uruguay 1-1 en Montevideo y volvieron a salir invictos en el desquite en casa cuando terminaron 2-2.

Venezuela, el único seleccionado de la Conmebol que nunca estuvo en un Mundial, antes de viajar a Montevideo se concentró en un complejo deportivo de la ciudad argentina de City Bell, donde su técnico César Farías trabajó a puertas cerradas.

Más allá de las estrategias, Farías consideró que la marca registrada de su equipo debe ser la garra y el corazón, precisamente los argumentos que tantos éxitos le dieron a Uruguay, dos veces campeón mundial y otras tantas olímpico.

"Vamos a jugar como si fuese la final de la Copa América, con el corazón en la mano y un cuchillo entre los dientes", destacó Farías, quien desde que asumió en 2008 le está llenando la cara de sonrisas a la selección de su país.

Venezuela sufrirá la baja de su mediocampista César "Maestrico" González, de River Plate de Argentina, debido a una lesión muscular en su pierna derecha.

En la defensa estará Fernando Amorebieta, del Athletic del Bilbao que acaba de perder 3-0 con Barcelona en la final de la Copa del Rey española, y adelante atacaría con Nicolás Fedor, o Miku (Getafe, España) y Salomón Rondón (Málaga, España).

El partido se jugará desde las 15.00 (1800 GMT) en el estadio Centenario.

___

Alineaciones probables:

URUGUAY: Fernando Muslera, Maxi Pereira, Diego Lugano, Diego Godín, Martín Cáceres, Diego Pérez, Egidio Arévalo, Alvaro Pereira, Diego Forlán, Luis Suárez y Edinson Cavani.

VENEZUELA: Renny Vega, Roberto Rosales, Oswaldo Vizcarrondo, Fernando Amorebieta, Gabriel Cichero, César González, Tomás Rincón, Juan Guerra (Franklin Lucena), Juan Arango, Nicolás Fedor y Salomón Rondón.

Arbitro: Antonio Arias (Paraguay).