Luego de resolver los últimos detalles para firmar su contrato, el delantero argentino Emanuel Villa se reportó el viernes con los Pumas, equipo al que reforzará a partir del torneo Apertura 2012.

Villa, quien jugó los últimos tres años con el Cruz Azul, fue anunciado como refuerzo para los universitarios desde la semana pasada. Sin embargo, esta semana todavía tuvo que reportar con la Máquina y entrenó tres días allí mientras se afinaban los detalles de su nuevo acuerdo.

"Estoy motivado y contento de poder estar aquí; veo que hay un grupo muy sano", dijo Villa en la rueda de prensa de su presentación. "Queremos armar un Pumas competitivo y yo no voy a huir de mi responsabilidad, para eso me trajeron".

Villa es uno de tres refuerzos foráneos de los Pumas, que la temporada pasada finalizaron 13ros entre los 18 equipos de la primera división mexicana y estuvieron ausentes de la fase por el título por segunda campaña en fila.

Además de él, los universitarios ficharon a su compatriota Martín Romagnoli y están por cerrar el acuerdo por el delantero español Luis García. También firmaron al volante mexicano Jaime Lozano, con lo que modificaron una política de no traer refuerzos que se extendió durante cuatro años.

"El ser campeón es algo que siempre me ha ilusionado y llego a un equipo que está acostumbrado a pelear por campeonatos y que a diferencia de Cruz Azul sí le ha tocado coronarse recientemente", agregó el argentino. "Son (los fichajes) elementos importantes que harán una mezcla buena de experiencia con la juventud".

Los Pumas son considerados uno de los cuatro equipos más importantes en México y son el quinto más laureado con sus siete títulos, sólo superados por Cruz Azul, Toluca, América y Chivas.

"La presión siempre va a existir. Esto es de resultados y a los equipos grandes se les exigen resultados y yo llego para tratar de aportar eso, resultados", mencionó el argentino.

Villa, quien cumplió 30 años en febrero, debutó con Huracán de su país en 1999, luego pasó por Atlético Rafaela y Rosario Central antes de emigrar a México en 2006, cuando se enroló con los Tecos de Guadalajara, de donde emigró al Derby County inglés una temporada y desde 2009 había jugado con Cruz Azul.

Su mejor temporada en México fue el Apertura 2009, cuando fue campeón anotador y terminó con 19 goles.

"Uno no llega y es la solución, es un trabajo de equipo; y cuando un equipo no anda lo primero que falla es la delantera", agregó Villa. "Pero también sé que a los delanteros se nos contrata para convertir".