Más de 3,6 millones de paraguayos podrán votar en los comicios generales de abril de 2013, lo que representa un crecimiento del 32 por ciento con respecto a los electores habilitados en las votaciones nacionales de 2008.

"En 2008, el último año de elecciones nacionales, había 2.861.940 personas habilitadas para sufragar y hoy podemos decir con absoluta certeza que nuestro padrón va a sobrepasar 3.600.000 electorales. Esto no se da en ningún país", dijo el asesor del tribunal electoral, Carlos María Ljubetic

En declaraciones reproducidas en un comunicado del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE), el funcionario aseveró que aunque hay "un déficit bastante marcado" de inscritos en el Registro Cívico Permanente (RCP) esas proyecciones ubican al padrón paraguayo "como uno de los de mayor crecimiento en toda América".

Hasta mayo pasado y en solo tres meses de inscripción se dieron de alta en el Registro unas 148.000 personas, aunque están sujetas a una depuración, a las cuales hay que sumar otras 119.077 como resultado del proceso de inscripción automática, según Ljubetic.

Los paraguayos acudirán a las urnas el 21 de abril de 2013 para elegir al sucesor del presidente Fernando Lugo, un vicepresidente, 45 senadores, 80 diputados y 17 gobernadores con sus respectivas juntas departamentales.

La victoria electoral de Lugo en los comicios nacionales de 2008 al frente de una coalición de amplia base ideológica supuso la quiebra de 61 años de hegemonía política del conservador Partido Colorado.