Quince delegaciones de los países del llamado grupo de los "amigos de la cohesión" se reúnen hoy en Bucarest para preparar su defensa de los fondos de cohesión en el Consejo Europeo de finales de junio.

La cita, que contará con la presencia del presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, reúne a los países de la Unión Europea (UE) que en fondos de cohesión y desarrollo reciben más dinero de la suma con la que contribuyen a los mismos.

Las delegaciones coordinarán su posición en los futuros debates sobre el nuevo presupuesto europeo (2014-2020), en el que esperan mantener pese a la crisis económica las políticas de cohesión.

Además de España, que en esta cita estará representada por el secretario de Estado de Asuntos Exteriores, Gonzalo de Benito, forman parte de los "amigos de la cohesión" Bulgaria, la República Checa, Chipre, Estonia, Grecia, Hungría, Letonia, Lituania, Malta, Polonia, Portugal, Eslovaquia, Eslovenia, países que se han beneficiado del fondo de cohesión europeo en el período 2007-2013.

En el encuentro participa también Croacia, que ya recibe ayuda de fondos europeos en el marco de su preparación para su ingreso como miembro de pleno derecho, previsto para el 1 de julio de 2013, según informaron a EFE fuentes de la embajada croata en Bucarest.

El fondo de cohesión europeo tiene como objetivo contribuir al desarrollo económico de los países europeos cuya renta nacional bruta es inferior al 90 por ciento de la media europea, según informaciones de la Comisión Europea.

Este fondo persigue la convergencia entre todos los países miembros y financia inversiones de infraestructuras de transporte y protección del medio ambiente, entre otros.