Melky Cabrera es un nuevo fenómeno de "marketing", que acumula apodos y hits con la misma velocidad.

Se le ha llamado "Melk Man", haciendo un juego de palabras con su nombre para referirse a él como el "Lechero". También se le ha apodado "Melky Way" (Vía Láctea) o simplemente "Leche", en español, que era su mote desde los días en que jugaba con los Yanquis.

Cabrera ha atraído mucha atención en el AT&T Park, adonde muchos espectadores llegan vestidos de lecheros, para apoyar al bateador más enrachado de San Francisco.

El toletero ha rebasado las expectativas de todos en su primera temporada con los Gigantes, al acumular números sensacionales y romper un récord de San Francisco. Conectó 51 hits en mayo para imponer esa marca, por lo que ahora se le menciona junto a peloteros entronizados en el Salón de la Fama, como Willie Mays y el boricua Orlando Cepeda.

Se le ha comparado con otro miembro del recinto de Cooperstown, Tony Gwynn, en palabras de su propio manager.

"Es uno de los meses más impresionantes que he visto en todos los años que he estado en este deporte", dijo Bruce Bochy. "Ha sido un placer ver lo bueno que ha sido él, tanto a la defensiva como con el bate. Ha sido una máquina este mes. Resulta difícil creer cuántos hits ha pegado y lo constante que ha sido".

Cabrera, quien reconoce que jamás había tenido un mes así, trata de no hablar demasiado de lo ocurrido. Sin embargo, correspondió a los "lecheros" en un juego reciente, al obsequiarles una pelota.

Bateó para .429 en mayo, con tres jonrones, cinco triples, siete dobles y 17 impulsadas. Tuvo imparable en 25 de 29 encuentros y, el miércoles, conectó un sencillo en el octavo inning de la derrota por 4-1 ante Arizona, para llegar a 51 indiscutibles en el mes.

"Es obvio que está candente", dijo el manager de los Diamondbacks, Kirk Gibson. "Está enrachado".

La racha permitió a Cabrera superar la marca de Mays y Cepeda.

Winn, que conoció a Cabrera en la pretemporada pasada, conectó sus 51 hits en septiembre de 2005.

"Me encantaría decirle que lo felicito por un gran mes, por lo 51 hits y por el éxito. Son muchos hits", dijo Winn el jueves. "Lo vi en la pretemporada y su swing lucía muy bien a ambos costados del plato".

Cabrera impuso también el récord de San Francisco, de más hits en mayo, al rebasar los 49 conectados por Mays en 1958. Mays visitó la casa club esta semana y suele saludar a Cabrera.

"Nunca pensé que rompería uno de sus récords, pero me gustaría seguir los pasos de una leyenda como Willie Mays", dijo Cabrera.