La actual temporada lluviosa en Colombia, que es la primera del año y que deberá terminar a mediados de este mes, ha dejado 55 muertos, 53 heridos y 11 desaparecidos, informaron hoy fuentes gubernamentales en Bogotá.

Un total de 186.822 personas han resultado damnificadas por los eventos asociados a las precipitaciones, según un informe divulgado por la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres (UNGRD), que depende de la Presidencia del país.

La entidad señaló que este período lluvioso, que comenzó a mediados de marzo pasado, también ha dejado 683 viviendas destruidas y otras 27.013 averiadas.

Asimismo, ha afectado 590 carreteras, 146 acueductos, 134 centros educativos y 18 puestos de salud, según los registros de la UNGRD, que ha invertido en apoyos a los damnificados más de 39.511 millones de pesos (unos 21,54 millones de dólares).

Las lluvias han afectado 527 municipios en 28 de los 32 departamentos colombianos, indicó la misma fuente, que cifró en 874 los eventos presentados, entre inundaciones, crecientes súbitas, derrumbes de tierras, tormentas eléctricas y vendavales, entre otros.

El Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam, gubernamental) ha pronosticado que en los primeros días de junio imperarán condiciones de más lluvias en la región norte y en gran parte de la andina.

El actual período de precipitaciones ha sido menos intenso que los dos del año pasado, que tuvieron la influencia de La Niña, fenómeno meteorológico que se abatió sobre el país desde 2010.

De 2010 a 2011, las lluvias causaron más de 400 muertes, unos 4 millones de damnificados y cuantiosos daños en infraestructuras públicas, sobre todo carreteras.

Tras esta temporada, el país deberá entrar en una época seca que dará paso, a mediados de septiembre próximo, al segundo período lluvioso, que irá hasta diciembre, según los pronósticos.