La Corte Penal Internacional (CPI) decidió hoy conceder una tregua a Libia en la entrega del hijo de Gadafi, Saif El Islam, hasta que la sala preliminar que estudia el caso decida "definitivamente" sobre la admisibilidad del caso.

"Liba puede posponer la ejecución de la orden de arresto de Saif El Islam Gadafi (...) en espera de la decisión final de la CPI respecto al cuestionamiento de la admisibilidad del caso hecho por Libia", según un comunicado de ese tribunal.

Sin embargo, los jueces remarcaron que "la orden de arresto sigue siendo válida (...) y deberá ejecutarse de forma inmediata en el caso de que el caso sea admitido".

Libia cuestionó el pasado 1 de mayo formalmente las competencias de la Corte Penal Internacional sobre Saif El Islam, y pidió a los jueces de ese tribunal que aplazaran su entrega a La Haya.

En el documento, las autoridades libias defienden su capacidad para investigar a El Islam y al ex jefe de Inteligencia en el régimen en Libia, Abdulá El Senussi, actualmente detenido en Mauritania.

La CPI ha reclamado en varias ocasiones la entrega de El- Islam argumentando entre otras cosas que la autoridades libias no habían presentado ningún documento oficial cuestionando la admisibilidad del caso.

La presentación de este documento es un trámite legal necesario para que los jueces puedan decidir sobre dónde será juzgado el acusado libio.

Los jueces de la CPI son los que tienen la última palabra sobre dónde juzgar al segundo hijo del ex dictador Muamar el Gadafi, que está acusado por ese tribunal de crímenes de lesa humanidad presuntamente cometidos por el las fuerzas de régimen del fallecido dictador Muamar el Gadafi durante las revueltas de insurgentes en Libia en febrero de 2011.

Desde su arresto el pasado 19 de noviembre, la CPI intenta negociar con el gobierno libio de transición la mejor forma de que el acusado se enfrente a la justicia.

Trípoli ha expresado en reiteradas ocasiones que quiere juzgar a El Islam en su propio territorio, por lo que ha solicitado dos prórrogas, ambas rechazadas, para la entrega del hijo de Gadafi al tribunal de La Haya.

La CPI solamente puede conducir casos cuando éstos no son investigados en el país donde se cometieron los crímenes.