La selección de fútbol de Rusia derrotó 3-0 a su similar de Italia el viernes en el último partido de preparación antes de la Eurocopa para coronar una deprimente semana para el fútbol italiano.

Alexander Kerzhakov, que en el primer tiempo reventó un poste con un disparo, abrió el marcador a los 60 minutos ante una inusualmente pobre defensa de Italia.

Otro error defensivo permitió que Roman Shirokov anotara el segundo gol del partido a los 76 tras una confusión entre el portero suplente Morgan De Sanctis y Christian Maggio.

Una vez más, Maggio fue culpable en el tercer gol de Rusia, que Shirokov anotó a los 89 minutos.

Esta fue la tercera derrota consecutiva de Italia.

La escuadra italiana buscaba una victoria que le levantara la moral mientras el fútbol del país se encuentra envuelto en otro escándalo de partidos arreglados que generó el arresto de 14 personas el lunes y obligó al técnico Cesare Prandelli prescindir de Domenico Criscito.

Por otra parte, en Innsbruck, Austria, Marko Arnautovic anotó a los 89 minutos para ayudar a la selección de Austria a derrotar 3-2 en partido amistoso a Ucrania, una de las dos sedes de la Eurocopa.

El delantero del Werder Bremen superó al defensor Bohdan Butko antes de que su disparo venciera al portero Andriy Pyatov en su segundo gol del encuentro.

Fue la primera derrota de Ucrania en siete juegos.

Y en Praga, el suplente Adam Gyurcso anotó un gol de último momento para ayudar a Hungría a derrotar 2-1 a la República Checa en*el último juego de preparación para el anfitrión de la Eurocopa.

Los checos dominaron durante la mayor parte del encuentro pero no contaron con la creatividad y habilidad técnica de su lesionado capitán Tomas Rosicky, que se espera se recupere a tiempo de una lesión de músculo de pantorrilla para el torneo en Polonia y Ucrania.