El presidente de El Salvador, Mauricio Funes, pidió hoy a los salvadoreños jugar "limpio" y unirse para superar los "desafíos" que amenazan al país, como el peligro de contagio de la crisis económica europea, que afecta sobre todo a Grecia, Italia y España.

"Pido a todas las fuerzas políticas, gremiales y sociales del país (...) que juguemos limpio para marchar unidos, para enfrentar como nación los desafíos que tenemos por delante", dijo Funes en su discurso con motivo de cumplirse el tercero de sus cinco años de gestión (2009-2014), ante el pleno del Legislativo.

La unidad se necesita "para aprovechar las pocas pero prometedoras oportunidades que se nos presentan en estos tiempos de crisis", agregó Funes, primer presidente de izquierda de El Salvador, abanderado por el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), la extinta guerrilla convertida hoy en partido político.

Funes destacó que El Salvador y muchos otros países están amenazados "por un nuevo fenómeno crítico de alcance planetario, fruto de la crisis pertinaz del capitalismo mundial".

"Países en la zona del euro, como Grecia, Italia, España, sufren duramente esta crisis, que se extiende a otras naciones", refirió.

"Hoy el mundo está a la expectativa de lo que sucede en esos países, ya que debido a la globalización y el avance de las telecomunicaciones, corremos el riesgo de una transmisión de dicha crisis a nuestro continente y a nuestro querido país, como ya ha ocurrido en el pasado", advirtió el mandatario salvadoreño.

Por ello, señaló que en los últimos dos años de su mandato continuará fortaleciendo el área social y económica, como lo ha hecho desde 2009, cuando tras asumir la Presidencia le tocó afrontar los efectos de la crisis económica que se originó en Estados Unidos.

Aseguró que continuará combatiendo el desempleo, la pobreza, la desigualdad, la inseguridad y el crimen organizado, para lo cual su mejor aliado será el Asocio para el Crecimiento, firmado con Estados Unidos en noviembre del año pasado, y que pretende impulsar el desarrollo económico del país centroamericano a partir del combate de la baja productividad y la inseguridad.

"Cuando asumimos la administración del país, recibimos una economía en plena recesión, con una caída vertical de la producción que hizo que el año 2009 se tuviera un crecimiento negativo del 3,6 % del Producto Interno Bruto (PIB), con un déficit fiscal equivalente al 6,3 % del PIB y con alrededor de 40.000 empleos perdidos", recordó.

Tres años después, agregó, la crisis económica se "ha revertido" y "la economía está creciendo, aunque a niveles aún insuficientes".

Detalló que el déficit fiscal se ha reducido del 6,3 al 4 % del PIB y que a "estas alturas" se han "recuperado todos los empleos perdidos y se han generado cerca de 23.000 más".

También anunció que en los próximos días presentará ante la Asamblea Legislativa un anteproyecto de ley para implementar el voto de los salvadoreños en el exterior por primera vez en las elecciones presidenciales de 2014.

Según cálculos oficiales, en el exterior viven unos 2,9 millones de salvadoreños, de los cuales 2,5 millones residen en Estados Unidos.

Asimismo, Funes anunció la reciente aprobación de la Política Nacional del Medio Ambiente, que será presentada oficialmente en los próximos días.

Funes asumió la Presidencia el 1 de junio de 2009, al desplazar del poder a la opositora Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), que había estado en el Gobierno durante 20 años consecutivos.

El presidente de ARENA y exgobernante salvadoreño, Alfredo Cristiani (1989-1994), consideró que Funes ha hecho "un mal Gobierno", sobre todo en materia económica, pero en política exterior destacó que su "no alineación con el grupo de la ALBA (Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América) es algo bueno".

"La gente está pesimista, no hay trabajo, el costo de la vida es alto, las finanzas públicas son un desastre", dijo Cristiani en una entrevista publicada hoy por el diario local El Mundo.

El procurador para la Defensa de los Derechos Humanos, Óscar Luna, declaró a los periodistas que en tres años de Gobierno de Funes "el mayor problema quizás es no haber podido resolver el tema de la seguridad".

HASH(0x8956ce4)

Magdalena Flores