El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, llegó hoy a la ciudad boliviana de Cochabamba para asistir desde el domingo a la 42 Asamblea del organismo, que analizará la "Seguridad Alimentaria con Soberanía en las Américas".

El chileno Insulza fue recibido en el aeropuerto de Cochabamba por el embajador boliviano en la OEA, Diego Pari; el gobernador de esa región, Edmundo Novillo, y el alcalde Edwin Castellanos.

El Gobierno del presidente boliviano, Evo Morales, planteó que esta asamblea discuta la crisis alimentaria mundial, por considerar que es vital que los países aseguren víveres para sus pueblos.

En el mundo, 925 millones de personas padecen subnutrición o hambre crónica, de las que cuales 53 millones están en América Latina y el Caribe, que corresponden al 9 % de su población, según documentos difundidos por la OEA.

Morales ha anticipado, además, que reiterará en la Asamblea su histórica demanda a Chile de una salida al Pacífico, apoyará el reclamo argentino sobre las Malvinas y pedirá respeto a la práctica del masticado de la coca, que en Bolivia usa una minoría de la población, aunque sobre todo se destina a elaborar cocaína. EFE

ja/am/eat