El secretario de Defensa de Estados Unidos, Leon Panetta, llegó hoy a Singapur para en la conferencia asiática de seguridad de Asia-Pacífico y mantener reuniones bilaterales con sus homólogos de los países aliados.

Panetta expondrá mañana tras la inauguración de la conferencia denominada oficialmente Diálogo de Shangri-La, la nueva estrategia estadounidense para perseguir un "reequilibrio" en Asia, donde crece la supremacía de China.

A la cita no acude este año el ministro chino de Defensa, Liang Guanglie, quien ha justificado que su falta se debe a la necesidad de permanecer en el país debido a asuntos relacionados con la transición en la cúpula del poder del régimen.

A la conferencia de dos días asisten cerca de 300 delegados, incluidos ministros de Defensa, destacados funcionarios, altos mandos de las Fuerzas Armadas y especialistas.

Además del rol de Estados Unidos y China en la región, durante la conferencia se abordaran las amenazas a la estabilidad como las disputas por la soberanía de zonas del Mar de China Meridional y las nuevas formas de guerra cibernética.

En el marco de la conferencia, y según fuentes del Pentágono, Panetta mantendrá reuniones bilaterales con sus homólogos de Singapur, Japón, Corea del Sur y Australia.