La economía de Estados Unidos tuvo en mayo una ganancia neta de 69.000 empleos, menos que lo esperado por los analistas, y el índice de desempleo subió una décima al 8,2 por ciento, según informó hoy el Departamento de Trabajo.

El empleo creció en los servicios de salud, el transporte y el comercio al por mayor pero descendió en la construcción.