La película "Violeta se fue a los cielos", del realizador chileno Andrés Wood, es la cinta encargada de abrir la vigésimo segunda edición del festival iberoamericano Cine Ceará, que arranca esta noche con las luchas sociales en América Latina como temática de fondo.

El largometraje que abre el festival, protagonizado por la actriz Francisca Gavilán, es un relato libre de la biografía de Violeta Parra, uno de los íconos de la música popular chilena.

La cinta, escogida para representar a Chile en la última edición de los Óscar, recibió el Gran Premio Internacional del Jurado en el Festival de Sundance (EE.UU.) y estuvo nominada como mejor película iberoamericana en los premios Goya que cada año concede la academia del cine español.

El festival, celebrado en la ciudad nororiental de Fortaleza, capital del estado de Ceará, acoge un concurso de cortos brasileños y una muestra competitiva iberoamericana de nueve filmes que además de la cinta de Wood se completa con producciones de Argentina, Guatemala, México, Ecuador y Brasil, además de la española "Bertsolari".

Esa última, dirigida por Asier Altuna, indaga en la poesía oral en lengua euskera y lleva a la gran pantalla la tradición ancestral de la improvisación poética, que permanece viva en pocos lugares del mundo.

En el marco del festival se desarrollará un ciclo dedicado a las luchas sociales en América Latina en el que se podrán ver seis documentales de Argentina, Chile, Estados Unidos, Brasil, México y Uruguay, producidos entre 1993 y 2011.

El festival de cine, que este año homenajeará al actor Marco Nanini y a la productora Lucy Barreto, concluye el viernes 8 con la entrega de premios, que en la categoría de mejor largometraje cuenta con una dotación económica de 10.000 dólares.