El Gobierno de EE.UU. llamó hoy a las FARC a rendirse y dejar la violencia, al comentar la "buena noticia" de la liberación del periodista francés Roméo Langlois, que pasó 33 días en manos de esa guerrilla colombiana.

En la primera reacción del Gobierno estadounidense a la puesta en libertad de Langlois el pasado miércoles, el portavoz del Departamento de Estado, Mike Hammer, destacó hoy que EE.UU. quiere seguir cooperando con Colombia "en la manera" en que lo ha estado haciendo hasta ahora "para superar el problema de las FARC".

"Que se rindan y que vean que el uso de la violencia no es apropiado", dijo Hammer sobre las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FAEC) en una rueda de prensa, la segunda que se realiza en español en el Departamento de Estado.

El portavoz evitó opinar sobre el mensaje de las FARC que Langlois entregó hoy en París al presidente de Francia, François Hollande, quien ya adelantó que no piensa "interferir en la política de Colombia".

Previamente Langlois, que fue recibido hoy por Hollande, había afirmado que "es necesaria la participación de otros países, sobre todo de Europa, como Francia", para resolver el conflicto colombiano.

Al respecto, Hammer señaló: "es un tema íntimamente colombiano si ellos quieren que otros países les ayuden para terminar contra el conflicto armado".

"Estados Unidos esta apoyando al país desde el Gobierno de (Andrés) Pastrana con el Plan Colombia, luego el de (Álvaro) Uribe y ahora el de Juan Manuel Santos", recordó.

El portavoz destacó también el "impresionante" progreso "hacia un nivel de tranquilidad" que ha experimentado Colombia en los últimos años.

Langlois, corresponsal del canal France 24 y el diario Le Figaro, fue liberado el 30 de mayo en el sur de Colombia, 33 días después de haber sido capturado por la guerrilla en medio de un combate con policías y militares a los que el periodista acompañaba para grabar una operación antidrogas.