Cinco compañías de danza procedentes de los Estados Unidos, Brasil, Israel, Suiza y Perú participarán en la vigésimo cuarta edición del festival Danza Nueva, que se celebrará en Lima del 7 de junio al 7 de julio próximo, informó hoy a Efe el Instituto Cultural Peruano Norteamericano (ICPNA).

El auditorio de la sede del ICPNA, en el distrito limeño de Miraflores, albergará temas como las expresiones folclóricas como medio de exploración artística del proyecto peruano Adú, las relaciones humanas a través del movimiento de los israelíes Niv Sheinfeld y la singularidad de un gesto con los suizos Linga.

Asimismo, la compañía de Ballet de Londrina, de Brasil, trasladará al público el ritualismo del culto a la fertilidad de la tierra y la estadounidense Izumi Ashizawa Performance dará vida a tres episodios del mundo de sueños de un hombre.

La inauguración estará a cargo de los peruanos Adú Proyecto Universal, que presentará del 7 al 9 de junio su primera obra titulada "Sigo siendo!", dirigida por el coreógrafo nacional Antonio Vílchez y que usa elementos de la cultura y el folclor local para adaptarlos al contexto actual y construir una identidad basada en la aceptación y la tolerancia.

La siguiente fecha, del 14 al 16 de junio, Niv Sheinfeld representará "Ship of fools" y luego Linga actuará del 21 al 23 de junio por primera vez en Lima con "No.Thing", una obra de carácter gestual en la que se crea "un momento detenido en el tiempo para captar toda la atención a través del movimiento", según explicó su director, Marco Cantalupo.

Además, la música de Igor Stravinsky conducirá, del 28 al 30 de junio, la danza contemporánea en "A sagraçao da primavera", en la que los movimientos de los brasileños del Ballet de Londrina, dirigidos por Leonardo Ramos, versarán sobre "la naturaleza cíclica del duelo entre la vida y la muerte".

El certamen concluirá del 5 al 7 de julio, con la compañía de la bailarina profesional Izumi Ashizawa en un espectáculo que camina entre la realidad y el sueño para crear un mundo donde "lo grotesco y la belleza coexisten a veces de manera armoniosa, pero en otras generan un alto grado de tensión".