Grupos de manifestantes bloquearon hoy varias carreteras de la región Cajamarca, en el norte de Perú, en el segundo día de un paro indefinido contra el proyecto Conga, de la minera Yanacocha, la mayor productora de oro de Suramérica.

En uno de los principales incidentes, campesinos y estudiantes bloquearon unos tres kilómetros de la carretera que une a Cajamarca con la ciudad costera de Chiclayo, según declaró a los periodistas el fiscal provincial Waldo León.

El fiscal dijo que los manifestantes colocaron piedras, vidrios y palos en la carretera y que luego se marcharon cuando llegó la policía, por lo que no hubo detenidos.

Medios locales informaron que en otras localidades de la región también se presentaron bloqueos de carreteras, mientras que un grupo de manifestantes realizó una marcha en la Plaza de Armas de la capital regional, sin que se presentaran incidentes violentos.

El gobernador de Cajamarca, Ever Hernández, aseguró, por su parte, que la mayoría de comercios e instituciones cumplieron sus actividades con normalidad, al igual que el transporte público.

Hernández añadió que las universidades privadas reanudaron sus actividades, aunque el acceso a la universidad estatal sí se mantuvo restringido.

Los cajamarquinos rechazan la puesta en marcha del proyecto Conga, que plantea una inversión de 4.800 millones de dólares, porque consideran que dañará de manera irreversible las reservas de agua de su región.

El pasado 21 de abril, el presidente de Perú, Ollanta Humala, dio luz verde a Conga, pero puso nuevas condiciones a Yanacocha, como cuadruplicar las reservas de agua, establecer un fondo social y crear 10.000 puestos de trabajo directos.

El gobernante enfatizó que Yanacocha, que tiene como socio mayoritario a la norteamericana Newmont, deberá atender la recomendación del peritaje de evitar que dos lagunas sean utilizadas como depósito de desechos.

Newmont señaló el pasado 15 de mayo que anunciará su decisión final sobre Conga a mediados de este mes.

La Defensoría del Pueblo ha señalado que en Perú existen unos 250 conflictos sociales vigentes, la mayoría por temas medioambientales, y organizaciones empresariales indican que se amenazan unos 53.000 millones de dólares en inversiones mineras previstas para los próximos años.

En lo que va del Gobierno de Ollanta Humala, que comenzó en julio del año pasado, se han reportado 12 muertos en conflictos sociales y durante el pasado régimen de Alan García (2006-2011) murieron 195 personas, 30 de ellas policías, y 2.312 resultaron heridas, según la Defensoría. EFE

dub/cpy