Las autoridades colombianas se incautaron en una vía del sur del país un total de 174 granadas para mortero que irían para un frente de las FARC y detuvieron a cinco personas, informaron hoy fuentes policiales.

Según la Agencia Nacional de Noticias Policiales (ANNP), el cargamento de los artefactos iba escondido en compartimentos de dos vehículos que iban por la carretera que une a Garzón con Neiva, en el departamento del Huila (sur).

El alijo de explosivos fue embarcado en Villavicencio, capital del departamento del Meta (centro), y tenía como destino un frente de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), que opera en esa región, según ANNP.

De las 174 granadas incautadas, 150 eran de 40 milímetros y 24 de 60 milímetros.

Las personas capturadas fueron puestas a disposición de la autoridad competente junto con los elementos incautados y los vehículos inmovilizados.

Los detenidos serán acusados del delito de fabricación, tráfico, porte o tenencia de armas o municiones de uso privativo de las Fuerzas Militares, concluyó la agencia policial.