Las autoridades estadounidenses emitieron hoy una alerta de tornado e inundaciones para la capital y gran parte de Virginia y Maryland, donde una tormenta dejó al menos cuatro heridos, miles de personas sin luz y paralizó vuelos y trenes.

El Servicio Nacional de Meteorología emitió una alerta de tornado hasta las 21.00 horas locales (01.00 GMT del sábado) en todo el Distrito de Columbia, donde se encuentra Washington, y en buena parte de los dos condados, incluida la ciudad de Baltimore (Maryland).

En ese estado se registraron informes de al menos cuatro heridos y de daños graves a dos edificios, informó el diario The Baltimore Sun, que también reportó alrededor de 18.000 personas sin luz en el centro de Maryland.

Los tres aeropuertos que dan servicio a Washington y Baltimore, dos de ellos situados en esas localidades y uno en Dulles (Virginia), mantuvieron vuelos retenidos durante horas, mientras que los trenes que salen de la estación de Union Station en la capital quedaron bloqueados por falta de energía.

La caída de un árbol también retrasó el servicio de metro en la capital, donde más de 10.000 personas quedaron sin luz, según el diario Washington Post.

La tormenta coincidió con una nueva predicción para la temporada de huracanes en el Atlántico, que los investigadores de la Universidad de Colorado elevaron hoy a 13 tormentas tropicales, con cinco huracanes menores y dos de mayor intensidad.

En una previsión inicial en abril, los investigadores habían anticipado diez tormentas, con cuatro huracanes menores y dos de mayor fuerza, durante la temporada que comenzó hoy y se extenderá durante seis meses.