Alejandra Guzmán regresó a un hospital para continuar con un tratamiento médico en su cadera, informaron el viernes sus representantes.

En marzo la cantante mexicana fue sometida a un procedimiento quirúrgico para tratar una infección que la ha afectado desde hace meses en la zona lumbosacra y el jueves por la noche ingresó al hospital para continuar su tratamiento.

Durante las próximas semanas Guzmán seguirá asistiendo al hospital, informaron los representantes de la cantante en un comunicado.

Los problemas de salud de Guzmán comenzaron en 2009, cuando se sometió a una cirugía estética en la cual le inyectaron una sustancia nociva en la zona de la cadera. La intérprete de "Llama por favor" y "Día de suerte" ha dicho haberse arrepentido por recurrir a tratamientos riesgosos.