El abridor venezolano Johan Santana hizo historia al conseguir el primer juego sin hit para los Mets de Nueva York, que vencieron 8-0 a los Cardenales de San Luis.

Santana consiguió el primer juego sin hit de los Mets, en el partido número 8.020 del equipo desde que surgió en 1962, y lo logró en el campo del equipo, el Citi Field, en Nueva York.

En su apertura número 11 desde que se perdió la temporada pasada debido a una cirugía de hombro, Santana (3-2) completó su labor con 134 lanzamientos en los nueve episodios. La cifra más alta de envíos en su carrera.

En labor de toda la ruta, Santana dio cinco pasaportes y retiró a ocho por ponche, consiguió 77 lanzamientos a la zona perfecta del strike contra 32 enemigos, cinco más del mínimo, y dejó en 2,38 su promedio de efectividad.

El venezolano logró el tercer juego sin hit en lo que va de temporada.

"Esto es increíble, al regresar a la acción en esta temporada lo más que esperaba era estar bien y mantenerme saludable tratando de ayudar al equipo, y ahora me encuentro en esta situación en la mejor ciudad para el béisbol", dijo el serpentinero.

Para concluir el juego, el dos veces Cy Young retiró a los guardabosques Matt Holliday y a Allen Craig con sendos volados.

En el ataque, el guardabosques Lucas Duda (8) pegó de vuelta entera con dos en el camino para apoyar a Santana.

La derrota la cargó el abridor Adam Wainwright (4-6) en seis entradas y un tercio, aceptó seis imparables, un jonrón, siete carreras, dio tres bases y ponchó a seis.