Rusia puso hoy en evidencia a Italia en su único partido de preparación de la Eurocopa -en la que los transalpinos debutarán contra España- con tres goles en la segunda parte, producto de errores defensivos impropios de los "azzurri".

Italia ofreció su peor cara, nula en ataque, con Balotelli y Cassano muy aislados y muy alejados del toque de Pirlo, y con una debilidad defensiva asombrosa, con tres regalos que los rusos aprovecharon para golear sin haber hecho nada especial.

Hubo poco fútbol, quizá porque pesaban más las cuestiones extradeportivas que han rodeado a los "azzurri" en los últimos días, sobre todo tras la salida de la concentración del defensa Criscito por su presunta relación con el escándalo del amaño de partidos.

Horas antes del choque se conocieron además unas declaraciones a la RAI del entrenador italiano, Cesare Prandelli, en las que afirmó: "Si nos dicen que por el bien del calcio es mejor que Italia no participe en la Eurocopa, por mí no habría problemas".

Las declaraciones, que cayeron como una bomba entre aficionados y medios italianos, sucedieron a unas manifestaciones del jefe del Gobierno, Mario Monti, que se expresó a favor de parar el fútbol en el país dos o tres años para hacer una limpieza en profundidad.

El de hoy era el primer y el último partido de preparación de Italia antes de su debut en la Eurocopa frente a España el día 10, después de la suspensión del choque previsto con Luxemburgo a causa del terremoto que sacudió a la región de Emilia Romagna.

Por las víctimas de ese seísmo se guardó un minuto de silencio antes de un partido, que dejó la sensación de que los de Cesare Prandelli tienen que cambiar mucho si quieren competir en el grupo C, en el que también se medirá a Croacia e Irlanda.

En la primera parte, Rusia perdonó, con varias ocasiones claras de Shirokov, demasiado lento e impreciso en el área para batir a Gianluigi Buffon, sobre quien estaban puestas todas las miradas por su presunta implicación en apuestas deportivas.

Buffon mantuvo la puerta a cero y fue sustituido en el descanso por De Sanctis, que estuvo muy desafortunado.

Italia apostó desde el inicio por el contragolpe, pero solo las acciones aisladas de Balotelli llevaron algo de peligro.

Los rusos, enmarcados en el grupo A junto la República Checa, Polonia y Grecia, tampoco ofrecieron mucho fútbol y estuvieron lejos del nivel de la Rusia de la Eurocopa de hace cuatro años, donde deslumbraron hasta caer en la semifinal contra España.

No obstante, esta victoria le puede dar alas y convencer a los Arshavin, Pavliuchenko y Zhirkov de que pueden llegar lejos.

HASH(0xa130488)

-- Ficha técnica:

3 - Rusia: Malafeev (Akinfeev, m.46), Ignashevich, Denisov, Zirianov, Berezutskiy, Dzagoev (Kokorin, m.80), Kerzhakov (Pavliuchenko, m.61), Nababkin, Zhirkov, Shirokov y Arshavin.

0 - Italia: Buffon (De Sanctis, m.46), Marchisio, Bonocucci, Barzagli, Maggio, Balzaretti, Montolivo (Nocerino, m.60), De Rossi (Thiago Motta, m.60), Pirlo (Di Natale, m.68), Cassano (Giovinco, m.68) y Balotelli.

Goles: 1-0, m.59, Kerzhakov; 2-0, m.75, Shirokov; 3-0. m.88 Shirokov.

Árbitro: Nikolaj Hanni, de Suiza.

Incidencias: encuentro internacional amistoso disputado en el estadio Letzigrund de Zúrich ante unos 20.000 espectadores.