El ministro de Interior y Justicia de Venezuela, Tareck El Aissami, informo hoy de la destrucción en mayo de 36 pistas clandestinas en el estado de Apure (suroeste) fronterizo con Colombia, y de la inhabilitación de 16 aeronaves que eran usadas por el narcotráfico.

"En esta operación son ya 36 pistas ilegales inhabilitadas (...) hemos detectado en las cercanías de estas pistas otras aeronaves que fueron también destruidas e inhabilitadas en estos espacios", dijo a periodistas El Aissami, al encabeza una actividad denominada "Operación Boquete" de destrucción de pistas para aeronaves.

El ministro señaló que desde 2007 hasta 2012 han sido destruidas 333 pistas clandestinas presuntamente usadas por narcotraficantes.

Asimismo, anunció la detención de dos ciudadanos colombianos, Luis Alberto Ramírez y Miguel Camacho, que fueron capturados a mediados de mayo en Venezuela y que serán extraditados a su país por su presunta responsabilidad en delitos de narcotráfico.

"Ahora mismo estamos trabajando en conjunto con Colombia para fortalecer los mecanismos de cooperación en esta materia", dijo El Aissami, al asegurar que hay "patrullaje a pie y motocicleta para detectar espacios que puedan servir de logística para el narcotráfico".

Los gobiernos de Venezuela y Colombia acordaron el pasado día 24 multiplicar los esfuerzos orientados a fortalecer la seguridad en la zona fronteriza tras la muerte de doce soldados en un ataque de miembros de las FARC que supuestamente se refugiaron posteriormente en territorio venezolano.

Tras el ataque, ocurrido el 21 de mayo, el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, ordenó la movilización de 3.000 efectivos de la Fuerza Armada a la zona fronteriza con Colombia.

"Seguimos en este eje importante, evitar que la droga llegue a nuestro territorio o que se use nuestro territorio como país de tránsito", dijo hoy El Aissami al tiempo que reiteró que Venezuela "no es un país productor de drogas".