Venezuela decidió deportar a dos presuntos narcotraficantes colombianos que fueron capturados este mes en su territorio, informó el jueves el ministro de Relaciones Interiores, Tareck El Aissami.

Los colombianos Luis Alberto Ramírez, de 42 años, y Miguel Camacho, de 32, quienes son señalados de estar implicados en actividades del narcotráfico, fueron capturados el 16 de mayo, dijo El Aissami a la prensa durante un acto en el estado suroccidental de Apure.

El funcionario no precisó donde se produjeron las detenciones.

El ministro indicó que Ramírez, quien aseguró que es solicitado por Colombia y Estados Unidos y tiene "difusión roja" de Interpol, que implica su captura en cualquier país aliado a esa policía internacional, y Camacho serán enviados "inmediatamente" a su país de origen por decisión del presidente Hugo Chávez.

El ministro dijo que como parte de la "Operación Boquete" que están llevando adelante las fuerzas militares venezolanas han sido destruidas este año 36 pistas clandestinas empleadas para el tráfico de drogas en el país.

Las autoridades han inhabilitado también 11 aeronaves y 16 centros de acopio y de reparación de aeronaves, informó la estatal Agencia Venezolana de Noticias (AVN).