Un jubilado entabló la primera demanda judicial contra los controles impuestos por el Gobierno de Argentina para la compra de divisas, después de no haber sido autorizado a adquirir 10 dólares que quería regalar a sus nietos, informó hoy su abogado.

Julio César Durán presentó un amparo ante la Justicia de la ciudad bonaerense de Mar del Plata para que la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) le habilite la compra de dólares, después del incremento de restricciones oficiales a la adquisición de divisas extranjeras.

El demandante les había prometido a sus dos nietos, de 5 y 7 años, que les iba a regalar 5 dólares a cada uno, pero "cuando fue a una casa de cambio a comprar el dinero, fue rechazado" por el Fisco, que controla desde noviembre pasado cada operación con dólares, explicó el abogado Luis Moliterno, representante de Durán, en declaraciones radiales.

"Fue a hacer una denuncia a la AFIP y le dijeron que era inconsistente. Volvió a la casa de cambio, intentó comprar un dólar y también fue rechazado. Pidió después comprar otras monedas y también le dijeron que no", afirmó Moliterno a Radio Continental.

La presentación debe ser resuelta por el juez Alfredo López, quien años atrás declaró la inconstitucionalidad del "corralito" impuesto por las autoridades argentinas en 2001, que establecía límites a la extracción de dinero de los bancos.

Días atrás, el presidente de la Corte Suprema de Justicia de Argentina, Ricardo Lorenzetti, dijo que cualquier ciudadano que se sintiera afectado por los controles a la compra de dólares podía recurrir a los tribunales, según medios locales.

El Fisco incrementó las restricciones a las compras de dólares en los últimos días, con nuevas regulaciones para las compras de divisas estadounidenses para viajar o cancelar créditos hipotecarios.

Las nuevas normas restringieron en la práctica el acceso de muchos inversores al mercado cambiario formal, lo que hizo resurgir los circuitos informales de compraventa de divisas, donde hay que pagar, según medios locales, unos 5,90 pesos para hacerse de un dólar, cuando el precio en bancos y casas de cambios es de 4,49 pesos.

Este miércoles el jefe de Gabinete argentino, Juan Manuel Abal Medina, criticó la "obsesión compulsiva" por los dólares que hay en parte de la sociedad y defendió las medidas para "desdolarizar" la economía impulsadas por el Gobierno de Cristina Fernández.