Un alto tribunal guatemalteco rechazó hoy clausurar el proceso abierto al general retirado Héctor Mario López Fuentes por los delitos de genocidio y lesa humanidad durante el pasado conflicto armado (1960-1996).

El titular del Tribunal B de Mayor Riesgo, Miguel Ángel Gálvez, dijo durante una audiencia celebrada hoy, que se rechazaba la petición de los abogados del exmilitar por considerar que no tenían ninguna validez.

Según Gálvez, el acusado aún no ha sido escuchado en el tribunal y tampoco se ha iniciado el juicio oral y público como para que sus defensores estén solicitando la clausura del proceso.

El abogado de López, Moisés Galindo, asegura que su cliente sufre de un cáncer terminal, por lo que no es posible que siga ligado a proceso judicial.

El general retirado se encuentra internado en un centro médico militar desde 2011 cuando fue detenido.

La Fiscalía de Derechos Humanos de Guatemala acusa al exmilitar de al menos 317 muertes en la década de los ochenta y los delitos que le imputan son de genocidio y de lesa humanidad.

Junto a López también son procesados el exgeneral golpista José Efraín Ríos Montt (1982-1983) y el general retirado José Rodríguez.

La Fiscalía le imputa a Rodríguez, que también está internado en un centro médico militar, de haber diseñado y ejecutado tres planes militares contra insurgentes en los que fueron asesinados 1.771 indígenas durante el régimen de Ríos Montt en una comunidad indígena del noroeste del país.

El alto tribunal aún no ha decidido cuándo se iniciará el debate por genocidio contra los tres exmilitares.

A Ríos Montt, que está bajo arresto domiciliario, también se le abrió otro proceso en otro tribunal por su presunta participación en la masacre de 201 campesinos perpetrada por el ejército en 1982 en una comunidad del norte de Guatemala.

Otro exgeneral implicado en delitos de genocidio, Oscar Mejía Víctores (1983-1986) quedó en libertad en diciembre pasado luego de que el tribunal lo declaró incapaz de afrontar un juicio debido a un derrame cerebral que sufrió.

Mejía Víctores se había entregado a la Justicia en octubre de 2011.