La plaza Taksim de Estambul será el escenario hoy de una marcha en homenaje a las víctimas del asalto hace dos años del barco Mavi Marmara, por parte de tropas israelíes, cuando encabezaba una flotilla humanitaria que trataba de romper el bloqueo de Gaza.

La manifestación ha sido convocada por la asociación Humanitarian Relief Foundation (IHH) para recordar a las nueve víctimas mortales del ataque ocurrido el 31 de mayo de 2010 y que dejó además 189 heridos.

El presidente de IHH, Bulent Yildirim, denunció hoy en una rueda de prensa que Israel ha presionado a su organización y prometió que seguirán adelante con su trabajo de proveer ayuda humanitaria a zonas en conflicto.

"Intentaste asustarnos, pero nunca tendremos miedo. No importa lo que hagas, el Mavi Marmara seguirá su camino", declaró Yildirim, según recoge la página web de la ONG.

Ya ayer, esta asociación organizó una ceremonia a bordo del barco, atracado en los muelles de Haliç, en Estambul, en la que familiares de las víctimas y simpatizantes de IHH recordaron con canciones y rezos a los fallecidos.

En su comparecencia de hoy, Yildirim también se refirió al proceso abierto por la Fiscalía de Estambul contra cuatro altos mandos militares de Israel a los que considera responsables del asalto.

"Estad seguros de que el proceso no se limitará a cuatro personas", dijo Yildirim. "Todo los que atacaron el Mavi Marmara serán procesados y serán encarcelados de por vida", aseguró.

El escrito de acusación cuenta como víctimas mortales a los nueve muertos y a una persona que sigue en coma, además de enumerar a 189 personas heridas, 14 de ellas graves, y oriundas de España, Estados Unidos, Italia e Israel.

Basado en los informes forenses, el escrito considera que las tropas israelíes dispararon contra civiles desarmados con la intención de matar y considera responsables a cuatro altos mandos.

Las autoridades israelíes defienden que el asalto se hizo dentro de la legalidad internacional y que los comandos que participaron actuaron en defensa propia.