El presidente colombiano, Juan Manuel Santos, "celebró" hoy con un mensaje lacónico la liberación del periodista francés Roméo Langlois por parte de las FARC, que lo tuvieron secuestrado 33 días en las selvas del sur del país.

"Celebramos la liberación del periodista francés que nunca debió ser secuestrado", escribió Santos en su cuenta de twitter, en la primera y única reacción del Ejecutivo de Colombia frente al regreso a la libertad del corresponsal de France 24 y Le Figaro.

El gobernante escribió el mensaje unas doce horas después de que las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC) entregaran a Langlois a una misión humanitaria en San Isidro, una aldea del departamento del Caquetá, en el sur del país.

Langlois apareció allí con los rebeldes pasado el mediodía local del miércoles (17.00 GMT) y tras un acto público ante decenas de lugareños y algunos medios de prensa, además de los comisionados que le recibieron, viajó de regreso a Bogotá.

El corresponsal fue entregado a una misión conformada por el jefe de la delegación en Colombia del Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), Jordi Raich; el diplomático francés Jean-Baptiste Chauvin, delegado personal del presidente François Hollande, y la exsenadora colombiana Piedad Córdoba.

Tras su traslado por tierra a Florencia, la capital del Caquetá, Langlois viajó por aire a Bogotá junto a los miembros de la misión.

Langlois fue capturado por la guerrilla el 28 de abril pasado en una zona cercana al lugar donde fue liberado, cuando acompañaba a un contingente militar y policial que iba a realizar una operación antidroga.

La guerrilla los emboscó y causó la muerte de cuatro de los policías y militares y heridas a varios más y a Langlois, quien fue alcanzado por un tiro en el brazo izquierdo.

Langlois regresará hoy mismo a su país tras ofrecer una conferencia de prensa en la embajada francesa en Bogotá, según lo confirmó hoy el embajador Pierre-Jean Vandoorne.